El pasado lunes 4 de febrero Jaime Bayly entrevistó a Dionisio Gutiérrez en su programa, que se  transmite por Canal Mega TV, sobre la situación política en Guatemala y Venezuela.

Sobre Venezuela, Gutiérrez comentó: “Quiero creer que el fin de la dictadura de Maduro está cerca. (…) En los 20 años de Chavismo, esta ventana de oportunidad hay que aprovecharla porque si se cierra probablemente sea muy difícil volverla abrir.  Debemos insistir a la comunidad internacional y a EEUU que lleguen al final de esta situación y creo que este es el momento en el que la Casa Blanca tiene los funcionarios correctos para hacerlo.”

Explicó también que aquellos países que “se declaren neutrales hay que verlos de cerca porque pueden tener una agenda detrás escondida”. Un ejemplo de esto es México, donde “López Obrador quiere seguir los pasos de ese modelo del socialismo del siglo XXI tropicalizado a la mexicana y en versión light”.  

Aseveró que “La experiencia en los últimos años en América Latina con el Socialismo del Siglo XXI nos ha enseñado que el problema de estos personajes no es que lleguen y estén un tiempo del poder, sino que se quieran quedar.”

Guatemala y la captura del Estado

En la segunda parte de la entrevista,  Bayly y Gutiérrez conversaron sobre la situación política en Guatemala y la captura del Estado por el crimen organizado.Gutiérrez indicó: “Desde el gobierno de Alfonso Portillo, se produjo una simbiosis de los militares mafioso con una nueva generación de bandidos que llegó el poder. A partir de ese gobierno se consolidó una facción del ejército que se convirtió en un narco ejército y luego capturaron diferentes instituciones de la democracia guatemalteca”. Agregó que estas estructuras cuentan con la “complicidad de grupos políticos, que son parte de ese esquema y con la complicidad de la élite económica y sociedad civil”.

Aseguró que la sociedad guatemalteca, especialmente la clase política, ha fallado en fortalecer el Estado, lo que provoca que la corrupción se vea como algo normal: “No hemos asumido la responsabilidad de producir y de formar una generación de dirigentes, tecnócratas y líderes que sean capaces de gobernarnos mejor. Lo que ha habido es un acomodamiento de las élites, cada una en su burbuja; y luego políticos contaminados por la corrupción y el narcotráfico”.

Gutiérrez está seguro que la única forma de contrarrestar estos problemas es “con la formación de nuevas generaciones de servidores públicos con valores y con las capacidades técnicas para administrar las instituciones públicas”. Indicó que por esta razón ayuda al “proyecto Escuela de Gobierno en Guatemala que involucra a muchas personas y académicos.”

Por último, reflexionó sobre la importancia de fomentar el diálogo entre los distintos actores de una sociedad: “Yo creo que es importante compartir batallas con gente que no piensa igual que tú por una causa que es más importante que nuestras diferencias. El saldo es positivo cuando son problemas de fondo en tu país”.

Puede ver la entrevista completa aquí: