Dionisio Gutiérrez fue panelista del foro «Empresa y política ¿Podemos dar la espalda?» en el III Congreso Iberoamericano CEAPI. 

En el marco del «III Congreso Iberoamericano para Presidentes de Compañías y Familias Empresarias», auspiciado por el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI) -que se desarrolló durante los días 30 de septiembre, 1 y 2 de octubre de 2019 en la ciudad de Madrid- Dionisio Gutiérrez tuvo una participación en el panel“Empresa y política ¿Podemos dar la espalda?” donde se habló del futuro del capitalismo y el rol los poderes públicos.

En una de sus intervenciones, Dionisio Gutiérrez apuntó que desde muy temprana edad se dio cuenta que el empresario no puede dar la espalda a la política: “A mis 20 años, sufrimos un ataque en una de las empresas a causa del conflicto armado que vivía Guatemala y Centroamérica, donde la guerrilla puso una bomba que destruyó entero uno de nuestros edificios. Llegué al lugar y le pregunté a uno de los periodistas y a uno de los ejecutivos que estaban allí: ¿Qué sentido tiene construir empresas potentes y exitosas, en un país que está implosionando; en un país que no funciona, donde la democracia no opera y donde no hay certeza jurídica? Ese fue el momento en que me comprometí con la política de mi país».

Dionisio Gutiérrez en conferencia del CIAPI en Madrid

Dionisio Gutiérrez en conferencia del CIAPI en Madrid

Posteriormente, se refirió a la transformación vertiginosa que se está dando en todo el mundo y en todos los sectores de la vida humana: “A la generación actual nos está tocando vivir la era del cambio exponencial. Hay muchos temas que nos afectan y tenemos que empezar a administrarlos: la tecnología, la mecanización, la robótica, la inteligencia artificial… todo esto está afectando de una manera brutal la economía y la vida de las personas.» Y aseguró que«se están perdiendo trabajos que no se están sustituyendo. La economía no está generando suficientes oportunidades. Por primera vez se está hablando de una generación que tendrá menos expectativa de vida y menos ingreso que sus padres”.

Además, realizó un diagnóstico sobre las distintas crisis políticas que atraviesan varios países del mundo: “Hoy en día tenemos a Reino Unido, Israel y España sin lograr formar gobierno y el resto de Europa con muchas debilidades. En América Latina, tenemos el posible retorno de Cristina Fernández en Argentina, la reelección de Evo Morales en Bolivia, la finca de Ortega en Nicaragua, el drama de Venezuela -a la que se han acabado las palabras para describirlo-, la mitad de países de Centroamérica muy cerca de convertirse en narcoestados y a Colombia amenazada de nuevo con una narco-guerrilla. En Estados Unidos, México y Brasil son gobernados por populistas de diferentes colores. ¿Cómo llegamos a esto?»  Y por último reflexionó sobre las posibles soluciones para enfrentarlas: «En este ciclo tenemos que comprender que para que la economía y la democracia funcione, los sectores empresariales de todos los países del mundo tienen que estar mucho más involucrados en la participación y en la formación de cuadros técnicos para hacer gobierno, en el apoyo a la academia para formar líderes y dirigentes que sean capaces de formular las políticas públicas que necesitamos hoy”.

El resto del panel estaba integrado por María José Álvarez Mezquíriz, presidenta Grupo EULEN (España); Enrique V. Iglesias, presidente de honor de CEAPI (Uruguay) y Fernando Garea, presidente Agencia EFE (España). Otros expositores del evento fueron empresarios reconocidos como Antonio BrufauJuan de AntonioRamón Mendiola, y Blanca Treviño.