Dionisio Gutiérrez, empresario guatemalteco, analiza en una entrevista con el diario Siglo 21, sobre su carrera y su vida personal.

A los 45 años, el empresario reflexiona sobre su carrera, necesidades, habla de sus enemigos, familia, el poder , su programa de televisión y sus metas.

El penthouse del edificio empresaria no podría ser de ningún otro que no fuera Dionisio Gutiérrez. Su universo está a la vista.

Arreglar una entrevista con el demanda casi tres semanas, Y cuando parece que no la va a dar, la otorga. Y fijar el encuentro no es tarea sencilla. Aunque esta fue lo contrario.

«Mi mejor época todavía no ha llegado. La felicidad es una elección», nos dice entre gestos y ademanes constantes (que le caracterizan cuando habla).

En persona, es igualito al de la tele. Con pantalón gris, camisa blanca y saco obscuro con líneas blancas, carga dosis de simpatía y carácter. No usa más el bigote, su pelo blanco rodea su cabeza. Es el inconfundible empresario moderno. Hace todo al mismo tiempo. Llega tarde, se levanta, se sienta, atiende los teléfonos, la secretaria lo busca, camina, casi corre, sube las gradas, las baja. Y cuando se lanza, no tiene freno. Si le tuviese que poner un título a esta entrevista sería: «Dionisio, un tipo que no para».

Nos pide unas gaseosas. Pasó la una y se nubló la tarde y Dionisio se prepara la entrevista. Más tarde admitirá que jamás reveló tantas intimidades. Sin rastros de arrepentimiento asegura: «Todo forma parte de mi vida».

Señoras y señores con ustedes: ¡Dionisio Gutiérrez!

Dionisio íntimo

Nombre completo: Dionisio Gutiérrez Mayorga
Edad: 45 años
fecha de nacimiento: 23 de julio de 1959
Signo: Leo
Una mujer: Su esposa
Un hombre: Juan Bautista Gutiérrez (su abuelo).
Un ídolo: Napoleón Bonaparte

Comida: Pollo

Bebida: Vino tinto

Reloj: Pacek Philippe

Carro: Tiene una camioneta Escalade

Una canción: El sueño (Bocelli

Un cantante: Andrea Bocelli

Equipo de futbol: La Selección

Perfume: Carolina Herrera

Hobby: Tocar guitarra, leer y hacer deportes.

Colecciona: Libros

En la billetera lleva: Licencia de Guatemala y de Estados Unidos. Dos tarjetas de crédito.

Una frase: «Reinventemos Guatemala»

Un sueño: Una Centroamérica próspera, unida, donde la pobreza sea parte de la historia.