Los Derechos Humanos fue el tema central del programa Libre Encuentro conducido por el empresario guatemalteco Dionisio Gutiérrez.

Todo hombre debe gozar y disponer ampliamente de sus derechos fundamentales, como son la libertad, la vida y la propiedad, dijo el licenciado Dionisio Gutiérrez durante el programa Libre Encuentro.

Es lamentable que no siempre exista el respeto hacia esos derechos, y esto ha traído consecuencias trágicas para nuestro pueblo, agregó.

El doctor Armando de la Torre, al referirse a este problema, dijo que en Guatemala existe una atmósfera de violación a los derechos humanos que favorece la creación de grupos que se atribuyen en forma reiterada acciones violatorias a esos derechos.

En muchos casos nuestra misma legislación favorece a determinados grupos en perjuicio de otros, tal es el caso de los subsidios al transporte urbano, donde un residente de las áreas rurales tiene que contribuir con sus impuestos para mantener barato el transporte urbano, donde un residente de las áreas rurales tiene que contribuir con sus impuestos para mantener barato el transporte colectivo para los capitalinos.

Nadie debe conculcar los derechos fundamentales de las personas, y en ese sentido, recientemente se ha olvidado la importancia del derecho a la propiedad, mismo que algunos grupos e individuos tratan de violar con el aparente propósito de beneficiar a otros grupos de interés.

El problema fundamental en Guatemala es la falta de una verdadera responsabilidad, para que cada ciudadano cumpla con sus obligaciones y respete los derechos de los demás.

Por su parte, durante el foro, el congresista Oliverio García dijo que los derechos humanos por falta de una verdadera voluntad para la aplicación de la justicia, lo cual se refleja en la impunidad de los crímenes.

Para que exista un respeto a los derechos humanos es necesario eliminar las discriminaciones injustas que existen actualmente, como el caso de los niños de la calle, cuyos derechos humanos son violados de forma constante, expresó el diputado.

Al concluir el foro, el licenciado Gutiérrez insistió en la necesidad de castigar a quienes violen los derechos humanos, sin hacer distinción entre los mismos derechos, o entre los culpables de las violaciones.