En febrero de 1989, Dionisio Gutiérrez junto a Juan Luis Mirón y Julio Ligorría, miembros de la junta directiva de la Cámara de la Libre Empresa, se reunieron con Vinicio Cerezo, Presidente de la República, para presentar los resultados de la cuarta encuesta de Guatemala Responde.

El presidente acepta
Una sociedad fracturada no puede funcionar.

El presidente Cerezo manifestó a dirigentes de la Cámara de la LIbre Empresa su acuerdo con la propuesta presentada ayer por esa institución, en el sentido de reestablecer una comunicación de dos vías con el sector productivo del país.

Directivos de esa institución del sector privado fueron recibidos ayer por el primer mandatario en el Palacio Nacional, donde le entregaron los resultados de la cuarta encuesta Guatemala Responde, y durante la charla hicieron la sugerencia de reapertura de la comunicación.

Asistieron a la reunión con el licenciado Cerezo, los señores Juan Luis Mirón, presidente; Dionisio Gutiérrez, primer vicepresidente, y Julio Ligorría, segundo vicepresidente de la CLE, quienes transmitieron al mandatario un mensaje oficial de la entidad y de otros sectores empresariales, preocupados por la actual crisis nacional.

«Dijimos al Presidente nuestro convencimiento de que una sociedad fracturada no puede funcionar, porque cada sector está viendo sus propios intereses particulares», dijo el directivo Gutiérrez al salir de la reunión.

«Le hicimos ver la necesidad de reestablecer la comunicación y empezar la otra vez a trabajar juntos para reconstruir GUatemala y corregir los errores que todos los sectores hemos cometido», agregó.

Por su parte, Juan Luis Mirón puntualizó en la necesidad de «construir sociedad verdaderamente democrática y esencialmente justa». Guatemala -expresó- debe darse la oportunidad para lograrlo.

En otro orden de ideas, Mir´m recordó sobre la necesidad de que todos los sectores se respeten mutuamente, con el propósito de facilitar un intercambio de opiniones que contribuyan a construir un país próspero y pacífico.

«Durante el pasado reciente», dijo Ligorría, «la CLE ha señalado que los principios no son negociables, pero ello no quiere decir que no se puedan encontrar puntos de convergencia para lograr el beneficio de todos los guatemaltecos».

«Esto ha quedado demostrado», agregó, «con la actuación que nuestra entidad ha tenido desde su inicio, principalmente en momentos de crisis, como el dela reforma tributaria, cuando consideramos que el procedimiento que seguía el Congreso no respondía al derecho de participación general».

«Estamos agradablemente sorprendidos», señaló el presidente de la CLE, «por la actitud de interés y apoyo que tuvo el Presidente Cerezo, quien expresó que enviaría señales de buena voluntad en muy corto plazo, para probar su interés en restablecer esa comunicación de dos vías.

«En una reciente sesión», dijo Gutiérrez, «la CLE estudió la petición de numerosos miembros de la entidad, así como de otros representantes del sectori empresarial, en el sentido de comunicar a las más altas autoridades del país la disposición de sentarse a la mesa para discutir sobre la situación nacional.

«Hemos cumplido con esa petición», expresó, «y estamos optimistas porque el futuro del país se puede reencauzar con la participación de todos, y con el fin común de proteger el proceso democrático y llevar la mayor prosperidad posible a los guatemaltecos.

La reunión que se realizó a partir de las 10:30 horas y finalizó a las 12, tuvo lugar en un salón privado del despacho presidencial, en presencia de la señora Claudia Arenas, secretaria de relaciones públicas de la Presidencia.