Dionisio Gutiérrez se refiere en una nota publicada por el diario La Hora, a la intimidación que existe contra la prensa, debido a algunas amenazas o a las represalias de algunos sectores.

En Guatemala existe autocensura para la prensa ya que los periodistas por temor a represalias no publican muchos aspectos de la realidad nacional, manifestó el licenciado Luis Morales Chúa, Jefe de Información del rotativo “Prensa Libre”, en el reciente foro sobre libertad de expresión efectuado en el programa “Libre Encuentro”, de la Cámara de la Libre Empresa.

Entiendo que algunos funcionarios del actual gobierno se molestan porque se les critica, pero ello es comprensible porque están en un proceso de aprendizaje y aún no se acostumbran a la idea de que los hombres públicos dejan de tener vida privada, acotó.

Por su parte, el Secretario General de la Presidencia, licenciado Manuel Conde Orellana, dijo que durante seis meses su gobierno ha tenido que tolerar la crítica de la prensa, que en ocasiones transciende la vida privada del funcionario. “El periodista, por un exceso de claridad, puede llegar, incluso, en determinado momento, a afectar todo un proceso democrático”, expresó.

“Considero que la prensa también debe elogiar lo positivo para así no formar una imagen negativa contra un gobierno que es serio y respetuoso y que por lo tanto exige un trato recíproco”, enfatizó.

Otro de los periodistas, el Lic. José Eduardo Valdizán, Gerente de Teleprensa, dijo que el pueblo tiene derecho a conocer la vida pública y privada de los funcionarios, tal como se acostumbra en países como Estados Unidos e Inglaterra, donde la conducta de los funcionarios es un ejemplo para los demás.

“En Guatemala existe actualmente intimidación contra la prensa, que de ninguna manera podría ser catalogada como desestabilizadora de un proceso, ya que no tiene armas. Considero  que la desestabilización la provocan los propios funcionarios con sus actuaciones”, indicó.

Por su parte, el licenciado Dionisio Gutiérrez, conductor del programa televisivo, manifestó que la libertad es pilar fundamental y termómetro de una auténtica democracia, por lo que es indispensable su preservación y vigencia en Guatemala.