Libre Encuentro, producido y presentado por su director Dionisio Gutiérrez, celebró sus 15 años de transmitirse a nivel nacional y Prensa Libre le dedicó su editorial en agosto del 2006.

Ayer, 16 de agosto, el programa televisivo Libre Encuentro dirigido por el empresario y periodista Dionisio Gutiérrez Mayorga, celebró su XV aniversario. El programa Libre Encuentro facilita un espacio independiente de reflexión y  análisis, en el cual los participantes expresan abiertamente sus diferentes ideas, opiniones y puntos de vista sobre distintos aspectos de la vida política, social, económica y cultural de nuestro país. En fin, en el seno del progra1na se propicia la sana confrontación de ideas y la crítica oxigenante en una sociedad po.co acostumbrada a la delibe­ración, al debate y al libre juego de opiniones.

Siempre hemos sostenido que la libertad de expresión de ideas es inherente a la democracia, porque·, como dice Louis Rougier, es esencial para que la oposición sea oída, para que la opinión pública se mantenga informada, para que la discusión sustituya a la violencia, para que un gobierno se guíe por la saludable luz generada por la confrontación pacífica de opiniones contrarias. Por el contrario, si no se garantiza el libre juego de opiniones no habrá pluralismo y autocrítica; y, por consiguiente, será imposible que el régimen democrático pueda autorrenovarse y revitalizarse.

El programa Libre Encuentro ha demostrado, a lo largo de su vida institucional, que promueve el diálogo, la disensión, el intercambio y más importante todavía, la tolerancia; que se traduce en aceptar las opiniones contrarias aunque no se compartan. A través de las distintas ediciones del programa Libre Encuentro los guatemaltecos tienen semanalmente la posibilidad de acceso de conocer las opiniones de los protagonistas y actores de la vida nacional, políticos, académicos, profesionales, periodistas, estudiantes, sindicalistas, empresarios, artistas, intelectuales, líderes sociales y demás. Esto es sumamente sano y edificante, porque se tiene la oportunidad de conocer las diversas facetas, perfiles, formas de pensar y expresiones, lo cual contribuye, en gran medida, a formar la conciencia cívico-política de nuestra sociedad e, inequívocamente a fortalecer el pensamiento democrático libertario.

Por tanto, felicitamos a los artífices del programa Libre Encuentro, especialmente a su director Dionisio Gutiérrez Mayorga, por estos productivos 15 años de vida al servicio de la sociedad guatemalteca, y esperamos que continúen con esa juventud, energía y entusiasmo que les ha caracterizado, así con que sigan haciendo uso responsable de la libertad de expresión de ideas en nuestro país, qué, como dice Francisco Pérez de Antón, es la más elocuente de las libertades civiles.