En febrero de 1990, el empresario Dionisio Gutiérrez Mayorga y Julio Ligorría, fueron parte del grupo de observadores en las elecciones de Nicaragua.

El dirigente empresarial guatemalteco Dionisio Gutiérrez presidente de la Cámara de la Libre Empresa, el analista político Julío Ligorría director del Centro Latinoamericano de Noticias, con sede en Miami, encabezan la delegación de observadores internacionales que por Guatemala presento la Fundación Pro­Derechos Humanos, para asistir como observadores a las elecciones de Nicaragua.

La Fundación “Rómulo Gallegos”, con sede en Caracas, invitó a cien personalidades de América Latina, para que observen in situ las elecciones que se celebrarán en Nicaragua el próximo 25 de febrero. Entre los invitados de la Fundación, se encuentran empresarios, periodistas, intelectuales y políticos, todos, comprometidos con el destino democrático de Latinoamérica.

Dicha fundación fue constituida en Caracas el 26 de Mayo de 1988 y tiene como objetivo la defensa y protección de los Derechos Humanos por medio del estudio, la investigación y la enseñanza de esos derechos a nivel continental.

El señor Ligorría dijo que al aceptar la invitación de la Fundación Gallegos ratifica su vocación democrática y que viajará a Managua con la esperanza de que la decisión del pueblo de Nicaragua será respetada.

El señor Gutiérrez señaló que estas elecciones constituyen uno de los acontecimientos que podrán cambiar el devenir histórico de toda la región y quizá de toda Latinoamérica. “Seremos testigos de un evento electoral que por su entorno puede ser calificado de único en la historia contemporánea”, dijo.

Ligorría agregó que el mundo tendrá los ojos puestos en las elecciones nicaragüenses. Los vertiginosos cambios en Europa del Este, el limpio resultado de las elecciones en Chile y las decisiones adoptadas en la cúpula del poder soviético, son ele­mentos que presionan al régimen sandinista para no cometer un fraude. Veremos que sucede, finalizó.